martes, 27 de diciembre de 2011

Puto mundo

¿Por qué?
¿Por qué estamos atrapados?
¿Por qué todo son piedras y palos
si lo que yo quiero son besos y abrazos?

¿Por qué?
¿Por qué todo gira en torno a nada?
¿Por qué hay mares de lágrimas
si los que yo quiero son de agua salada?

¿Por qué?
¿Por qué ya no ponen nuestras canciones en la radio?
¿Por qué solo veo el rojo en la sangre
si lo que yo quiero es verlo en tus labios?

De mi paso por los infiernos

De mi paso por los infiernos,
te traigo este silencio
que duele, que se clava...

De las huellas que dejé en la ceniza
me quedan las heridas.
De tu sonrisa... no me queda nada.

Perdona toda la sangre,
pero cada vez que pienso en ti
me desangro un poco.

Eterno pasajero, déjame fugarme.
Estoy escribiendo y fumando,
estoy tocando y llorando.

Diamante II

Viajé por su cuerpo eterno, momentos que ni yo mismo recuerdo.
Despierto vacío. Me manifiesto lleno de hastío.
Las galaxias son sitios muy pequeños comparadas con sus ojos:
llora cometas, ve planetas, cierra puertas...
Estoy escribiendo y fumando en mi Torre de Babel, en mi Templo de Salomón;
acércate, ¡qué solo está esto si no estamos los dos!

Volvamos a las noches calurosas de junio, a los poemas de antes...
A pesar de ir todos los días a la mina nunca encontré diamantes.
El silencio... sus manos en mi cuello.
Nuestros besos... en la oscuridad, un destello.
Somos jóvenes pero, ¿cuánto más aguantaremos?
Siempre con pistolas en la mano, ¿no crees que algún día nos dispararemos?

Quiero ser sinuosa música de notas policromadas
y aliviar las heridas como pomada.
Quiero cabalgar las ondas de la nada para olvidar mi frustración pasada;
volver al mar para que mis lágrimas sean bañadas.
Que me atormentan los recuerdos y el presente,
que me agobia el futuro y pensar en no volver a verte.

Diamante

Escuchas canciones que te erizan la piel,
de guitarras color canela que vuelan paralelas
al océano pintado con acuarela.

Desplazando tu mano por la madera,
sintiendo los años del planeta en tu médula.
Cantando con la boca cerrada y soñando durante noches en vela.

Y nos reímos de lo absurdo de todo esto,
de cómo se nos escapa el calor entre los dedos
y el frío nos abraza y nos arranca los pelos.

Y sigo, sigo enfermo y atado;
no puedo, no puedo olvidar el pasado.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Tengo miles de agujeros

Tu ilusión no es más real que la mía,
aférrate al féretro antes de caer.
Perdemos más veces de las que jugamos,
no eres más de lo que yo pueda ser.

Fluye todo en mí.
El amor es engaño,
engañarse para parecer feliz.
Encerrémonos en el baño.

Quiero engañarte
y que tu compañía haga
que deje de preguntarme

si al menos somos sinceros.
No reparas en mí ni para repararme.
Tengo miles de agujeros.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Solo somos soma

Somos polvo de estrellas,
desgraciados sin suerte,
materia en cambio constante,
un paréntesis de vida en la muerte.

Somos tan poco...
que me pongo a llorar.
Somos tan poco...
y alejados como islas en el mar.

Solo somos soma.
Solo soy el bruto de tu diamante.
Ámame sin prisas y con aguante

que el mundo me agravia.
Y, a pesar de todo,
solo soy rabia.

martes, 1 de noviembre de 2011

Mentiras elegantes

De un golpe me hundo en mar profundo.
Tú eres tan grande
que te confundes con el mundo.

Mi vuelo interrumpo cuando me cortas las alas.
Solo una mirada tuya
mata más que mil balas.

Me gustaría hacerme el muerto
y buscar constelaciones
entre los lunares de tu cuerpo.

Puedo parecer amable,
pero ante todo soy religioso:
dedico mi vida al culto de lo inalcanzable.

Murió el amor y todos sus amantes.
Pase lo que pase, digan lo que digan:
todo son mentiras elegantes.

martes, 25 de octubre de 2011

Odio en folio llena litros

Cristales que estallan,
monstruo que crece y no para.
Fundidos en la oscuridad
para no vernos la cara.

La voz se nos quiebra,
el alma se nos parte.
Odio tener que amarte,
amo tener que odiarte.

Solo, el sol en el amanecer;
solo, el sol en el ocaso.
Si supero a alguien,
es tan solo en el fracaso.

Odio en folio llena litros.
El extraño nunca sabrá de ti,
tú nunca cambiarás.
Está ahora el monstruo dentro de mí.

Los jóvenes se suicidan,
ninguno de nosotros lo entendería
hasta que la frustración
sea el pan nuestro de cada día.

lunes, 24 de octubre de 2011

Luna azul

De fondo una luna azul
con reflejos de plata.
En su resplandor veo
imágenes que he visto en mi alma.

Corre la princesa,
corre desesperada
por paisajes campestres
de color esmeralda.

En su sueño ella sabe
que nunca será amada,
pero nadie ha roto
jamás su esperanza.

Se siente y se sienta
un tanto agobiada,
que la vida le da la espalda
y es la muerte la que le habla.

Historia de amor
que se ha vuelto gris;
está triste la princesa
y estoy triste yo sin ti.

viernes, 21 de octubre de 2011

Casi no puedo existir

Es evidente
que no soy vidente,
que sin ti soy invidente.

El olor de su pelo,
el sabor de sus besos,
el calor de sus manos...
Casi no puedo existir...

Tu ídolo es tu enemigo;
tu amante, tu asesino.
El amor siempre está perdido.

Cuando se mueve,
cuando sonríe,
cuando se acerca...
Casi no puedo existir... sin ti.

sábado, 15 de octubre de 2011

Filosofía de la vida y el tiempo

Viviendo en el pasado,
la vida es recuerdo.
No aprecio el momento presente
hasta que lo pierdo.

El futuro es incierto,
en este juego nunca acierto.
Mi corazón da su concierto
y mi mente es un libro abierto.

La vida es un sueño
que acaba cuando nos dormimos.
El amor es un juego
que acaba cuando nos morimos.

Y el tiempo se me va sin despedirse.
Ahora comprendo el error:
en esta vida en el recuerdo,
pensando que el pasado fue mejor.

miércoles, 12 de octubre de 2011

De mi forma pasajera a la tuya

Soy una noche sin día,
soy un invierno sin verano,
soy un Yang sin Yin,
soy un tonto sin ti.

De mi forma pasajera a la tuya,
esperando a que el fin nos pise.
Te escribo palabras de oro
para que cualquiera sepa mañana lo que te quise.

Mi tiempo finito quiero regalarte
aunque cada día tengo menos.
Me veo las cicatrices al desvestirme,
quiero besarte antes de irme.

¿Nos recordarán mañana?
¿Encontraremos en el polvo la calma?
¿Un principio más profundo que nuestro amor?
¿Quién regará las flores del alma?

viernes, 7 de octubre de 2011

Gigante

No soy nada,
prueba mi todo.
Encerrado dentro de mí mismo,
¡qué solo!

Rajarme el pecho y huirme,
enterrar mi pasado y mi nombre,
no ser como nadie, ni siquiera como yo.

Y seguir siendo nada,
teniendo tan poco.
Triste y llorando,
¡qué solo!

Pero todos los días amanece
y los pájaros cantan sin notas
y los amores florecen.

Aunque mis lágrimas
caigan sin pereza,
aunque tus besos adornen
las paredes de mi añoranza,
aunque gigante sea mi tristeza.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Infinita tormenta oscura

Un efímero rayo
en la infinita tormenta oscura.
Un atisbo de razón
de mi mente en la locura.

Gotas de placer
en un mar de sufrimiento.
Nos arrastran las olas
hacia dentro.

En nuestros corazones perturbados,
un grito rompe el silencio
lamentando no ser amados.

Malgastando esta vida arpía:
somos nuestras propias víctimas
y los gusanos nuestra única compañía.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Trescientos tres

Pasan veloces las luces.
Trescientas tres batallas en mi mente
que no me dejan dormir.
Al norte, al norte quiero ir.

¡Qué extraño mundo,
qué extraordinaria vida!
Atrapado en un beso de uno,
en una espiral autodestructiva.

Aquí viene el sol,
a través de la tormenta.
Demasiado tarde llegó la musa
y la rima quedó imperfecta.

Y ya no sé qué más escribir;
desesperando, pitillo tras pitillo.
Si tuviese una pistola,
ya habría apretado el gatillo.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Yo quería ser

Yo quería ser
tu cometa por el cielo.
Yo quería
que mis brazos fueran tu horizonte
y tu himno, mis "te quiero".

Yo quería ser
un ave por tu pelo.
Yo quería
que mis manos te peinasen
y besarte, lo primero.

Yo quería ser
el eterno fugitivo.
Yo quería
pasar noches enteras contigo
y solo por ti, seguir vivo.

Todo esto así lo escribo,
en pretérito imperfecto,
porque para ser perfecto
debería haber ocurrido.
Contigo, conmigo...

jueves, 8 de septiembre de 2011

Poesía hermosa para gente fea

Poesía hermosa
para gente fea.
Por miedo a encontrarte en mis sueños
voy pasando las noches en vela.

Prefiero vivir en mi mundo onírico
que en esta prisión de realidad.
Mi autoestima cíclica,
mi poca voluntad.

Mi enfermedad ya no puede contenerse.
“Tiempo muerto” le dije al tiempo,
pero no quiso detenerse.

Sin soledad no hay tristeza,
sin tristeza no hay locura.
Desenloquéceme.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Tan lejos ahora

Tan lejos ahora
tu boca de la mía.
Y pensar que un día
estuvieron tan cerca
que eran solo una.

Tan lejos ahora
tus ojos de los míos.
Y pensar que un día
estuvieron tan cerca
que solo nos veíamos a nosotros.

Tan lejos ahora
estás tú de mí.
Y pensar que un día
estuvimos tan cerca
que compartimos el vivir.

Tan real ahora
esto así escrito.
Y pensar que un día
estuvo todo en mi cabeza
y nada había sucedido.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Si la luz nos toca

Si la luz nos toca,
¿despertaremos?
Me gusta mi sueño.

Si la luz nos toca,
¿arderemos?
Pero con fuego que mata.

Si la luz nos toca,
ya está.
A nada más podremos aspirar.

Si la luz nos toca,
¿nos tocará?
¡Qué va!

sábado, 27 de agosto de 2011

Entre la espuma y la sal

¿Es el sol
el que se despide
entre púrpuras y naranjas?
¿Es el sol
o eres tú?

Eres tú.

¿Son las olas
las que mueren
entre la espuma y la sal?
¿Son las olas
o eres tú?

Eres tú.

¿Soy yo
el que desaparece
tras una nube de tiempo?
¿Soy yo
o eres tú?

Eres tú.

¿Quién es
quien siempre se va
dejándome solo?
¿Quién es?
¿Eres tú?

Es el sol,
son las olas,
soy yo.

jueves, 25 de agosto de 2011

Largas y calurosas noches de verano

No me quedaban excusas,
poeta abandonado por las musas.
Esperando a que la puerta se abra...
Hoy no consigo rimar ni una palabra.

Alejado, donde nada me alcanza;
he regalado toda mi esperanza.
En mi nube de humo, tras el cielo azul;
me falta la inspiración, me faltas tú.

Todo lo que toco arde,
ya solo quiero un lecho que me guarde.
La muerte, que me aguarde.

Arrancarme los ojos por todo lo que he visto,
arrancarme las orejas por todo lo que he oído,
arrancarme el corazón por todo lo que he sentido.

viernes, 19 de agosto de 2011

Mis ojos inyectados en lágrimas

Antes de irte
dame otro de esos abrazos
que erizan la piel.

Antes de irte
dame otro de esos besos
que desuelan el alma.

Me siento muerto por dentro.
No te preocupes, soledad,
que ya he vuelto.

No sabía andar
y traté de volar.
Aún recuerdo nuestro tiempo:
el lago, la distancia, el viento...

Cuando me deslizaba
suavemente por tu pelo.
Cuando mi camino era tu frente
y tus ojos, dos lagos transparentes.

Cuando subía por tu nariz
para ver tu boca nevada.
Ahora tus lágrimas
caen como ríos.

No dices nada,
yo tampoco hablo.
A veces los ángeles
hacen más daño que el diablo.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Extrañas vertientes

No me tientes,
no quiero volver a quererte.
No volveré a caer inerte
por esas pendientes.

Vaciaré mi mente
de extrañas vertientes.
Quiero caminar entre la gente
sin que nadie me enseñe los dientes.

Todos mis problemas eras tú,
¿cómo te sientes?
¿Para qué quiero ser un príncipe azul
si no hay bellas durmientes?

Seré un tipo corriente:
dando calambre,
alternando continuamente,
combatiendo el amor y el hambre.

No existen los cuentos de hadas,
he dejado de sentir la brisa;
odio las miradas
y huyo de las sonrisas.

Estoy enamorado de mi desamor,
quiero ser anónimo.
Amor, dolor:
un par de sinónimos.

Hojas de otoño

Vacío.
Silencio.
Frío.

Como en otoño las hojas,
caemos a la muerte.
Mis manos congeladas y rojas
solo quieren poder tenerte.

Oscuridad.
Miedo.
Soledad.

Como en otoño las hojas,
caemos a la muerte.
Mis manos congeladas y rojas
solo quieren volver a tenerte.

viernes, 5 de agosto de 2011

Más viejo, más solo y más loco

Cada noche vuelvo...
no importa lo que haga,
siempre sola está mi cama.

Huye el tiempo,
fluyen mis pensamientos,
mueren mis sentimientos.

No hay nada que haga
que me olvide de pensar.
Esta vida me empieza a cansar...

Todavía sé como se siente.
Todo roto, ya me queda poco.
Más viejo, más solo y más loco.

No hay nada que me lleve lejos.
Las cortinas de humo se están disipando.
Julieta, este Romeo sigue esperando.

domingo, 31 de julio de 2011

La lluvia volverá

El diablo de su hombro
se hace cada vez más fuerte.
Ya no quiere verte,
tienes suerte.

Repleta su mente:
caballos blancos,
ambientes impuros
y cuerpos desnudos.

Aprendió a desatar los nudos
o a apretarlos más,
¿qué más dará?

Todo brillará,
la lluvia volverá;
ciegos, sordos y mudos.

lunes, 18 de julio de 2011

Cruce de caminos

Hoy el sol no quiere brillar.
Siento miedo, ojalá estuvieras aquí.
Hace frío, ojalá estuvieras aquí.
Tumbado en mi tumba, no paro de temblar.

Ojalá estuvieras aquí
y sufrieras como yo...
Duda, incertidumbre, contradicción:
no me entiendo conmigo mismo.

Nuestra suma no tiene solución.
Estoy en un cruce de caminos
y no puedo dividirme.
Mi agonía se multiplica.
¿Dónde está esa chica?

Últimamente llora mi mente.
Te pienso y no te siento;
te odio y te quiero,
al mismo tiempo.

Y en mi cabeza naufrago
entre pensamientos vagos,
pero aún no me has vencido;
oigo gritos débiles desde bosques desconocidos.

viernes, 15 de julio de 2011

Lo que he querido y lo que he tenido (Tú y nada)

¿De qué huyes, tiempo?
¿Hay algo que asuste más que tú?
Tal vez sufrirte solo.

Vaciarme de mí,
llenarme de ti.
¿Tanto cuesta?

Que somos fugaces,
pero no estrellas.

Llenarías mi vida,
pero ya la prefiero vacía
que en tu compañía.

¿Cuándo acabará?
Este amor, este dolor,
este único sentimiento.

Que somos fugaces,
pero no estrellas.

miércoles, 13 de julio de 2011

Maravillosa existencia

Es todo tan confuso,
¿quién conspira?
Respira,
yo espiro y tú me inspiras.

Ella se fue
y se llevó la esencia,
me dejó incompleto.
Haz maravillosa mi existencia.

Sigo adorando
ese extraño sabor en mi boca.
Sigo anhelando
ese perfume que a ti evoca.

Ella se fue,
voló lejos.
Eres la causa de mi insomnio,
busco entre el agua tu reflejo.

Pero, ¿quién eres?
¿Quién es ella?
¿Cómo puedes afirmar, Roberto,
que esta vida es bella?

Ella se fue,
suspiro de momento.
Me enseñó que persiguiendo fantasmas
solo pierdo el tiempo.

lunes, 4 de julio de 2011

Me gusta cuando me abrazas

Me gusta cuando me abrazas
porque estamos tan cerca.
Me gusta cuando me abrazas
porque nuestros corazones laten acompasados.
Me gusta cuando me abrazas
porque siento tus brazos en mi espalda.
Me gusta cuando me abrazas
porque nos fundimos en uno solo.
Me gusta cuando me abrazas
porque huelo tu pelo.
Me gusta cuando me abrazas
porque ardo con tu fuego.

Me gusta cuando me abrazas
porque rompes mi armadura.
Me gusta cuando me abrazas
porque deseo tu cuerpo.
Me gusta cuando me abrazas
porque eres tú.
Me gusta cuando me abrazas
porque somos tú y yo.
Me gusta cuando me abrazas
porque me enamoras.
Me gusta cuando me abrazas
porque te quiero.

Me ahogo en el silencio
cuando desapareces en el aire,
entre mis brazos,
sin dejarme siquiera aliento.
Y sigo preguntándome:
¿Cuándo volverás a abrazarme?

domingo, 3 de julio de 2011

¿De qué huyes, tiempo?

Esos días
que me despierto
abatido, solo y triste.

Recordaré que te tuve a ti.
Mientras se alzaba el mundo,
danzábamos juntos.

Y era tan bonito,
cogerte de la mano,
pensar que no acabaría nunca.

Creo ser el dueño de mí mismo,
pero el tiempo es el dueño de mi vida.
Su empuje incesable me rompe la espalda.

Pero recordaré todos tus nombres,
todas tus miradas y tus sonrisas.
Tu recuerdo pasado seguirá presente en el futuro.

Con tan solo cerrar los ojos, volveré a ti.
Volverá mi cabeza a reposar
en tus cálidos senos.

Por muy lejos que vaya siempre te tendré cerca,
pues estarás donde no puedes ser arrancada,
en mi alma.

Tus caricias son ya tatuajes en mi piel.
Un perseguidor al que no hay quien despiste,
no volveré a estar triste.

Los finales siempre ríen los últimos,
las despedidas nunca dicen adiós...
Volveremos a estar juntos los dos.

martes, 21 de junio de 2011

Los muros del cementerio

Apagan con rabia mi fuego,
te quiero tanto y no...
Destrozan con fuerza mi ego,
te quiero tanto y no puedo.

Escribo con buen odio
para olvidar mi mal amor.
Compartiría mi soledad contigo,
pero entonces ya no la tendría.

He enloquecido sin razón alguna,
he creído que podía vivir para siempre,
he creído que podía volar hasta la Luna.

Los muros del cementerio son tan altos,
los muros del cementerio son tan blancos
y tan vacías están mis manos.

sábado, 18 de junio de 2011

Ella

La veo en sueños,
bañada en el firmamento;
me cae la noche encima
cuando intento robarle el aliento.

No como, no bebo, no hablo;
mi boca ya solo sirve para besarla.
Anhelo más su alma que mi vida.

Hay una pistola apuntando a mi cabeza
en su mano.
Hay un loco en mi mente
dispuesto a darle mi amor como regalo.

Enamorado de mí mismo,
¿qué soy yo, sino ella?
Ella es mi musa, ella es ella.

Estando solo
lloro por ella.
Le susurro al viento su nombre,
aunque nunca me responde...

Solo pienso en ella,
es la dueña de mi mente.
Solo la miro a ella,
es la dueña de mis ojos.

Gritaría, huiría;
pero es la dueña de mi boca,
pero es la dueña de mis piernas.

Miles de alarmas alteran mi calma,
acelerando mi pulso;
solo ella sabe ponerme nervioso,
solo ella sabe tranquilizarme.

La quiero para siempre conmigo,
con ella se me hace más ameno el castigo.
Vivo más por ella que por mí mismo.

Estando solo
lloro por ella.
Le susurro al viento su nombre,
aunque nunca me responde...

sábado, 11 de junio de 2011

¿Qué hago aquí? ¿Qué hago ahora?

¿Qué hago aquí?
Mi infierno no cabe en tu cielo;
seguiré siendo un demonio encerrado
entre las paredes y el suelo.

He caído de nuevo en el abismo.
Quería ser superhéroe,
pero ¿a quién voy a salvar
si no puedo salvarme a mí mismo?

Dos horas me ha durado;
lo poco que quedaba en pie...
se desmorona.

Será que el verano me pone triste,
que el invierno me altera,
que tú no estás
ni en otoño ni en primavera.

El tiempo no perdona,
el olvido acecha.
Acabarás siendo otra cicatriz;
en mi cara otra brecha.

A todas horas vomito tu nombre,
la desilusión es parte de mi rutina;
esto será lo último que te escriba.

¿Qué hago aquí?
Sigo teniendo nada,
es mi posesión más preciada.

¿Qué hago ahora?
Dame al menos
esa respuesta.

jueves, 9 de junio de 2011

Un par de estrellas le hacen daño

Sueña que está despierto:
acaba de abrir los ojos,
se ve junto a unos senos ciegos;
se dejaron el ataúd abierto.

Una sonrisa pillada con la puerta del coche,
el eco del silencio ensordece.
Son tus besos en el desguace,
es mi sombra que me desobedece.

Un par de estrellas le hacen daño,
emborronadas con lágrimas
siempre preguntaban
si el ratón mata al hombre.

Retrocede el tiempo,
arde mi cama, sigo dentro.
En un desnudarse interno,
te sigo queriendo.

martes, 7 de junio de 2011

A mis siete

Yo era un niño
enamorado de las flores;
caminaba entre hortensias.
Ella lucía un bonito vestido.

Blanca como la nieve
a nadie rendía cuentas.
Yo, cansado del frío invierno,
fui al mar a olvidar.

El verano se alargó;
a ella le gustaba
arrancar mensajes.

Otros veranos han llegado
y yo sigo mirando por la ventana
esperando que me abrace la mañana.

jueves, 2 de junio de 2011

Está dentro de mí

¿Sigues pensando en esa chica?
¿No consigues quitártela de la cabeza?
¿No consigues que desaparezca?

No puedo evitarlo:
mirarla cuando está enfrente,
olerla cuando se me acerca.

Está dentro de mí:
dentro de mi cabeza se pasea
y el corazón me golpea.

Estás perdiendo el tiempo,
acaba ya con esto.
Tendrías que matarme;

mis ojos desorbitados,
mis manos que tiemblan
y mi voz que no suena.

Está dentro de mí:
dentro de mi cabeza se pasea
y el corazón me golpea.

viernes, 27 de mayo de 2011

Hablando a solas

Loca y mareada
me dice que me ama.
Cántame al oído
me pide suavemente.

Tan querida ella
y tan tímida,
escondida tras la cortina
de su pelo.

Sueño despierto
y tengo pesadillas.

He aprendido mucho
en este viaje.
El sol entra por mi ventana,
abro los ojos sin preocuparme.

Y entonces pienso
que he llorado por lo que no tengo,
que llevo tres horas
hablando a solas.

Sueño despierto
y tengo pesadillas.

lunes, 16 de mayo de 2011

Cabéis todos en el infierno

No hay papel que aguante mi furia,
no hay nada más adjunto.
No hay palabras para expresar mi angustia:
os odio y tengo miedo, punto.

No tengo cabida en la cavidad
de tu cuerpo; miedo eterno.
Pero sé que... sé que
cabéis todos en el infierno.

Quítame, oh Dios,
de encima esta nube negra.
Dale a mi alma
el suero que la alegra.

¿Para qué lucho?
Preparándonos para morir en la guerra.
Enlatados y consumidos,
todos bajo tierra.

En un momento,
todos muertos.
En un momento,
todos muertos.

viernes, 13 de mayo de 2011

He deformado mi cara

Hombre elefante,
que pisas mis huellas,
que eres mi acompañante.

Tu voz por encima de todas,
tus gritos como guijarros por mi espalda.
Contigo, minutos son horas.

El asedio del tedio
se hace insoportable.

Hombre elefante,
que compartes mis cicatrices,
que no temes a nadie.

¿Puedes ayudarme?
¿Te encuentras a ti mismo?
Suicidarte, matarme.

Que me lleva de cabeza
este rompecabezas de mi cabeza.

domingo, 8 de mayo de 2011

Hijos de los bastardos

Alégrame el día
para que no acabe por los suelos.
Calienta mi frustración fría
para que no llore sin consuelo.

No quiero caer buscando un nuevo horizonte,
no quiero perder el norte.
No quiero ser como vosotros,
hijos de los bastardos.

Avanzáis inconscientemente,
sin mirar atrás;
como dementes,
sin miedo de lo que pueda pasar.

Confundidos entre la multitud,
perecéis bajo el alud.
Caducados y podridos,
sin hacer ruido.

Sacrificando vuestro tiempo
por otra vida,
por la felicidad prometida;
atrapados en un instinto suicida.

Sin pereza,
gusanos atacan vuestra cabeza.
Salta la chispa y ardo:
-Comédmela, hijos de los bastardos-.

martes, 3 de mayo de 2011

Hoy es el día de la bestia

Mi mundo gira en torno a poca cosa,
dejé de ver la vida en rosa
para verla... borrosa.

Tantos sitios en los que no estaré,
tantos libros que no leeré,
tantos versos que no escribiré,
tantas chicas que no besaré...

Quiero agrietar el cielo,
quiero quemar la tierra.

Lentamente grita,
entre la lluvia de mis pensamientos,
una ira mojada;
una antigua furia apaciguada.

Desátame, grítame, insúltame.
Odio desbordado por mis poros
destroza y resuena por encima de los coros.

Me he despertado de una larga siesta...
Hoy es el día de la bestia.

miércoles, 27 de abril de 2011

Cuando suba la marea

Me abruma tu mirada perdida;
el brillo de tus ojos escasea.
Quiero estar dentro de tu boca
cuando suba la marea.

Llegará el momento en que me despierte
y dé las gracias por seguir vivo.
Por ahora quiero despertarme
y dar las gracias por estar contigo.

Solo deseo una muerte soñando:
una eternidad con tu imagen enfrente,
con tu sonrisa, tus ojos, tu frente.

Te quiero y no lo sabes.
Te quiero y no lo sé.
Embargan sentimientos que no logro comprender.

viernes, 22 de abril de 2011

Camino lento entre muertos

He despegado sin alas,
he volado sobre mares y montañas,
he caído bajo nubes negras.

Y me derrito a cada paso,
y te necesito a cada momento,
y me muero con cada golpe.

Me han echado alcohol en las heridas,
han gritado mi nombre en misa.

Con todos los huesos rotos,
me levanto entre restos humanos.
Camino lento entre muertos.

Lloro sangre,
sangro palabras,
desgarro folios que son mis labios.

Aúllo en el rincón más oscuro,
no hay rayo de sol capaz de iluminarme.

lunes, 18 de abril de 2011

De una canción de amor a una marcha fúnebre

Soy triste por naturaleza; somos efímeros,
el resto es inerte.
Me alegro de verte.
Aunque nunca fui un buen amante,

siempre quise lo que hice e hice lo que quise,
así que me doy por satisfecho.
Si bien es profundo,
confío en que se me pase este dolor de pecho,

en que me mires con otros ojos
sin daño ni dolor, sin frío ni calor.
Solo con amor y compasión
porque con pasión escribí esta canción,

una noche soleada, una mañana oscura.
Traté de salir pero me oprimió la atadura,
dame todo lo que tengas y cuando esté solo...
quiero que vengas.

¡A ti, a ti!

¡Qué grande es el mundo
y qué pequeños son tus besos!
¡Qué corto es el camino,
pero todo lleno de piedras!

¡Cómo temo a la oscuridad,
al silencio, a la soledad!
Sombría y fría tristeza de mis días
que me recorre del cerebro la corteza.

Aunque te quiero a ti;
pura, inocente, desnuda.
¡A ti, a ti!

Quiero volver...
volver a hablarte de amor.
Volver a besar tu boca
y sentir tu dulzura, tu calor.

Quiero arrancarte de las manos
las más suaves caricias.
Quiero sacarte de los labios
los besos más húmedos.

Aunque te quiero a ti;
pura, inocente, desnuda.
¡A ti, a ti!

Noches

La felicidad nunca gritó
a través de su boca.
Nunca sintió el ardiente correr
del amor por sus venas.

Es una hormiga bajo mi suela,
es un papel arrugado en mi mano,
es mi vergüenza que huye
asustada junto a otro amo.

Me acerco por detrás;
le asusto, le desnudo.
Sonrío, por eso estoy en este mundo.

Mi felicidad es la tristeza de otros,
mi risa son lágrimas en sus ojos.

Abre los ojos y ve
la realidad de la noche:
alarmas, gritos, golpes.
¿Tienes miedo de mí?

Oculto mi cara, le muestro
quién tiene el cetro.
Huyo con mi botín,
¿tienes miedo de mí?

Siente miedo, soy feliz;
intenta huir, soy feliz;
me siento fuerte, soy feliz.

Mi felicidad es la tristeza de otros,
mi risa son lágrimas en sus ojos.

¿Tienes miedo de mí?
¿Tienes miedo de mí?
¿Tienes miedo de mí?
¿Tienes miedo de mí?

Sí...

Autodestrucción

Mi cabeza se apagó sin previo aviso,
creo que fue mi odio la causa de este insano.
Estoy cansado de actuar bajo permiso,
¿sabes que la felicidad me cabe en la palma de la mano?

Aprendí que las mejores venganzas se plasman en el folio.
Dime, físico, ¿se degrada el odio?
Esta es mi obra, te presento al público;
te enseñaré que seas quien seas no eres el único.

¿Para qué quiero bienes materiales?
Si con las palabras construyo mi propio muro,
si al final todos los edificios acaban siendo solares,
si al final también lloran los más duros.

Los adjetivos siempre son falsos en comparación.
Todo es subjetivo,
puedo ser repetitivo.
Ojalá la próxima vez escriba canciones de amor.