miércoles, 27 de abril de 2011

Cuando suba la marea

Me abruma tu mirada perdida;
el brillo de tus ojos escasea.
Quiero estar dentro de tu boca
cuando suba la marea.

Llegará el momento en que me despierte
y dé las gracias por seguir vivo.
Por ahora quiero despertarme
y dar las gracias por estar contigo.

Solo deseo una muerte soñando:
una eternidad con tu imagen enfrente,
con tu sonrisa, tus ojos, tu frente.

Te quiero y no lo sabes.
Te quiero y no lo sé.
Embargan sentimientos que no logro comprender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario