lunes, 18 de abril de 2011

Noches

La felicidad nunca gritó
a través de su boca.
Nunca sintió el ardiente correr
del amor por sus venas.

Es una hormiga bajo mi suela,
es un papel arrugado en mi mano,
es mi vergüenza que huye
asustada junto a otro amo.

Me acerco por detrás;
le asusto, le desnudo.
Sonrío, por eso estoy en este mundo.

Mi felicidad es la tristeza de otros,
mi risa son lágrimas en sus ojos.

Abre los ojos y ve
la realidad de la noche:
alarmas, gritos, golpes.
¿Tienes miedo de mí?

Oculto mi cara, le muestro
quién tiene el cetro.
Huyo con mi botín,
¿tienes miedo de mí?

Siente miedo, soy feliz;
intenta huir, soy feliz;
me siento fuerte, soy feliz.

Mi felicidad es la tristeza de otros,
mi risa son lágrimas en sus ojos.

¿Tienes miedo de mí?
¿Tienes miedo de mí?
¿Tienes miedo de mí?
¿Tienes miedo de mí?

Sí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario