lunes, 18 de abril de 2011

¡A ti, a ti!

¡Qué grande es el mundo
y qué pequeños son tus besos!
¡Qué corto es el camino,
pero todo lleno de piedras!

¡Cómo temo a la oscuridad,
al silencio, a la soledad!
Sombría y fría tristeza de mis días
que me recorre del cerebro la corteza.

Aunque te quiero a ti;
pura, inocente, desnuda.
¡A ti, a ti!

Quiero volver...
volver a hablarte de amor.
Volver a besar tu boca
y sentir tu dulzura, tu calor.

Quiero arrancarte de las manos
las más suaves caricias.
Quiero sacarte de los labios
los besos más húmedos.

Aunque te quiero a ti;
pura, inocente, desnuda.
¡A ti, a ti!

No hay comentarios:

Publicar un comentario