lunes, 16 de mayo de 2011

Cabéis todos en el infierno

No hay papel que aguante mi furia,
no hay nada más adjunto.
No hay palabras para expresar mi angustia:
os odio y tengo miedo, punto.

No tengo cabida en la cavidad
de tu cuerpo; miedo eterno.
Pero sé que... sé que
cabéis todos en el infierno.

Quítame, oh Dios,
de encima esta nube negra.
Dale a mi alma
el suero que la alegra.

¿Para qué lucho?
Preparándonos para morir en la guerra.
Enlatados y consumidos,
todos bajo tierra.

En un momento,
todos muertos.
En un momento,
todos muertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario