martes, 7 de junio de 2011

A mis siete

Yo era un niño
enamorado de las flores;
caminaba entre hortensias.
Ella lucía un bonito vestido.

Blanca como la nieve
a nadie rendía cuentas.
Yo, cansado del frío invierno,
fui al mar a olvidar.

El verano se alargó;
a ella le gustaba
arrancar mensajes.

Otros veranos han llegado
y yo sigo mirando por la ventana
esperando que me abrace la mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario