sábado, 11 de junio de 2011

¿Qué hago aquí? ¿Qué hago ahora?

¿Qué hago aquí?
Mi infierno no cabe en tu cielo;
seguiré siendo un demonio encerrado
entre las paredes y el suelo.

He caído de nuevo en el abismo.
Quería ser superhéroe,
pero ¿a quién voy a salvar
si no puedo salvarme a mí mismo?

Dos horas me ha durado;
lo poco que quedaba en pie...
se desmorona.

Será que el verano me pone triste,
que el invierno me altera,
que tú no estás
ni en otoño ni en primavera.

El tiempo no perdona,
el olvido acecha.
Acabarás siendo otra cicatriz;
en mi cara otra brecha.

A todas horas vomito tu nombre,
la desilusión es parte de mi rutina;
esto será lo último que te escriba.

¿Qué hago aquí?
Sigo teniendo nada,
es mi posesión más preciada.

¿Qué hago ahora?
Dame al menos
esa respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario