miércoles, 13 de julio de 2011

Maravillosa existencia

Es todo tan confuso,
¿quién conspira?
Respira,
yo espiro y tú me inspiras.

Ella se fue
y se llevó la esencia,
me dejó incompleto.
Haz maravillosa mi existencia.

Sigo adorando
ese extraño sabor en mi boca.
Sigo anhelando
ese perfume que a ti evoca.

Ella se fue,
voló lejos.
Eres la causa de mi insomnio,
busco entre el agua tu reflejo.

Pero, ¿quién eres?
¿Quién es ella?
¿Cómo puedes afirmar, Roberto,
que esta vida es bella?

Ella se fue,
suspiro de momento.
Me enseñó que persiguiendo fantasmas
solo pierdo el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario