sábado, 24 de septiembre de 2011

Infinita tormenta oscura

Un efímero rayo
en la infinita tormenta oscura.
Un atisbo de razón
de mi mente en la locura.

Gotas de placer
en un mar de sufrimiento.
Nos arrastran las olas
hacia dentro.

En nuestros corazones perturbados,
un grito rompe el silencio
lamentando no ser amados.

Malgastando esta vida arpía:
somos nuestras propias víctimas
y los gusanos nuestra única compañía.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Trescientos tres

Pasan veloces las luces.
Trescientas tres batallas en mi mente
que no me dejan dormir.
Al norte, al norte quiero ir.

¡Qué extraño mundo,
qué extraordinaria vida!
Atrapado en un beso de uno,
en una espiral autodestructiva.

Aquí viene el sol,
a través de la tormenta.
Demasiado tarde llegó la musa
y la rima quedó imperfecta.

Y ya no sé qué más escribir;
desesperando, pitillo tras pitillo.
Si tuviese una pistola,
ya habría apretado el gatillo.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Yo quería ser

Yo quería ser
tu cometa por el cielo.
Yo quería
que mis brazos fueran tu horizonte
y tu himno, mis "te quiero".

Yo quería ser
un ave por tu pelo.
Yo quería
que mis manos te peinasen
y besarte, lo primero.

Yo quería ser
el eterno fugitivo.
Yo quería
pasar noches enteras contigo
y solo por ti, seguir vivo.

Todo esto así lo escribo,
en pretérito imperfecto,
porque para ser perfecto
debería haber ocurrido.
Contigo, conmigo...

jueves, 8 de septiembre de 2011

Poesía hermosa para gente fea

Poesía hermosa
para gente fea.
Por miedo a encontrarte en mis sueños
voy pasando las noches en vela.

Prefiero vivir en mi mundo onírico
que en esta prisión de realidad.
Mi autoestima cíclica,
mi poca voluntad.

Mi enfermedad ya no puede contenerse.
“Tiempo muerto” le dije al tiempo,
pero no quiso detenerse.

Sin soledad no hay tristeza,
sin tristeza no hay locura.
Desenloquéceme.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Tan lejos ahora

Tan lejos ahora
tu boca de la mía.
Y pensar que un día
estuvieron tan cerca
que eran solo una.

Tan lejos ahora
tus ojos de los míos.
Y pensar que un día
estuvieron tan cerca
que solo nos veíamos a nosotros.

Tan lejos ahora
estás tú de mí.
Y pensar que un día
estuvimos tan cerca
que compartimos el vivir.

Tan real ahora
esto así escrito.
Y pensar que un día
estuvo todo en mi cabeza
y nada había sucedido.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Si la luz nos toca

Si la luz nos toca,
¿despertaremos?
Me gusta mi sueño.

Si la luz nos toca,
¿arderemos?
Pero con fuego que mata.

Si la luz nos toca,
ya está.
A nada más podremos aspirar.

Si la luz nos toca,
¿nos tocará?
¡Qué va!