martes, 25 de octubre de 2011

Odio en folio llena litros

Cristales que estallan,
monstruo que crece y no para.
Fundidos en la oscuridad
para no vernos la cara.

La voz se nos quiebra,
el alma se nos parte.
Odio tener que amarte,
amo tener que odiarte.

Solo, el sol en el amanecer;
solo, el sol en el ocaso.
Si supero a alguien,
es tan solo en el fracaso.

Odio en folio llena litros.
El extraño nunca sabrá de ti,
tú nunca cambiarás.
Está ahora el monstruo dentro de mí.

Los jóvenes se suicidan,
ninguno de nosotros lo entendería
hasta que la frustración
sea el pan nuestro de cada día.

lunes, 24 de octubre de 2011

Luna azul

De fondo una luna azul
con reflejos de plata.
En su resplandor veo
imágenes que he visto en mi alma.

Corre la princesa,
corre desesperada
por paisajes campestres
de color esmeralda.

En su sueño ella sabe
que nunca será amada,
pero nadie ha roto
jamás su esperanza.

Se siente y se sienta
un tanto agobiada,
que la vida le da la espalda
y es la muerte la que le habla.

Historia de amor
que se ha vuelto gris;
está triste la princesa
y estoy triste yo sin ti.

viernes, 21 de octubre de 2011

Casi no puedo existir

Es evidente
que no soy vidente,
que sin ti soy invidente.

El olor de su pelo,
el sabor de sus besos,
el calor de sus manos...
Casi no puedo existir...

Tu ídolo es tu enemigo;
tu amante, tu asesino.
El amor siempre está perdido.

Cuando se mueve,
cuando sonríe,
cuando se acerca...
Casi no puedo existir... sin ti.

sábado, 15 de octubre de 2011

Filosofía de la vida y el tiempo

Viviendo en el pasado,
la vida es recuerdo.
No aprecio el momento presente
hasta que lo pierdo.

El futuro es incierto,
en este juego nunca acierto.
Mi corazón da su concierto
y mi mente es un libro abierto.

La vida es un sueño
que acaba cuando nos dormimos.
El amor es un juego
que acaba cuando nos morimos.

Y el tiempo se me va sin despedirse.
Ahora comprendo el error:
en esta vida en el recuerdo,
pensando que el pasado fue mejor.

miércoles, 12 de octubre de 2011

De mi forma pasajera a la tuya

Soy una noche sin día,
soy un invierno sin verano,
soy un Yang sin Yin,
soy un tonto sin ti.

De mi forma pasajera a la tuya,
esperando a que el fin nos pise.
Te escribo palabras de oro
para que cualquiera sepa mañana lo que te quise.

Mi tiempo finito quiero regalarte
aunque cada día tengo menos.
Me veo las cicatrices al desvestirme,
quiero besarte antes de irme.

¿Nos recordarán mañana?
¿Encontraremos en el polvo la calma?
¿Un principio más profundo que nuestro amor?
¿Quién regará las flores del alma?

viernes, 7 de octubre de 2011

Gigante

No soy nada,
prueba mi todo.
Encerrado dentro de mí mismo,
¡qué solo!

Rajarme el pecho y huirme,
enterrar mi pasado y mi nombre,
no ser como nadie, ni siquiera como yo.

Y seguir siendo nada,
teniendo tan poco.
Triste y llorando,
¡qué solo!

Pero todos los días amanece
y los pájaros cantan sin notas
y los amores florecen.

Aunque mis lágrimas
caigan sin pereza,
aunque tus besos adornen
las paredes de mi añoranza,
aunque gigante sea mi tristeza.