martes, 1 de noviembre de 2011

Mentiras elegantes

De un golpe me hundo en mar profundo.
Tú eres tan grande
que te confundes con el mundo.

Mi vuelo interrumpo cuando me cortas las alas.
Solo una mirada tuya
mata más que mil balas.

Me gustaría hacerme el muerto
y buscar constelaciones
entre los lunares de tu cuerpo.

Puedo parecer amable,
pero ante todo soy religioso:
dedico mi vida al culto de lo inalcanzable.

Murió el amor y todos sus amantes.
Pase lo que pase, digan lo que digan:
todo son mentiras elegantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario