martes, 27 de diciembre de 2011

De mi paso por los infiernos

De mi paso por los infiernos,
te traigo este silencio
que duele, que se clava...

De las huellas que dejé en la ceniza
me quedan las heridas.
De tu sonrisa... no me queda nada.

Perdona toda la sangre,
pero cada vez que pienso en ti
me desangro un poco.

Eterno pasajero, déjame fugarme.
Estoy escribiendo y fumando,
estoy tocando y llorando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario