lunes, 30 de enero de 2012

Amor a la muerte – Muerte al amor

Fino y frágil
es el hilo que me une a la vida.
Delgada y roja
es la línea que me separa de la muerte.

Y en mis sueños
vivo para siempre.
Y solo tengo que abrir los ojos
para verte.

Sin musas, sin excusas;
estoy jugando a la ruleta rusa.

La muerte viene a buscarme,
pero el amor no,
pero tú no,
pero te amo.

Y en mis sueños
nos inunda la luz.
Y todo lo que quiero
eres tú.

Sin musas, sin excusas;
estoy jugando a la ruleta rusa.

martes, 24 de enero de 2012

La máquina que amaba

Como una ola que se rompe los huesos,
como un romance que desconoce los besos,
como el viento que no sabe soplar,
como los amantes que no saben amar.

Como monedas sin valor,
como lienzos sin color,
como el amor en la naturaleza,
como un día sin tristeza.

Nuestro amor era un imposible;
nuestra unión, divisible;
mis sentimientos, invisibles.

¿Dónde está la tinta que derramé?
¿Dónde guardas los versos que te regalé?
Nunca podrás decir que no te amé...

lunes, 16 de enero de 2012

Mil versos

Yo te regalo mil versos:
escritos con fuego en la tierra,
como susurros por el aire dispersos.
Extensos pensamientos, cientos y tú.

Iluminas las sombras de mi aburrimiento,
con tu consentimiento
escribo con sentimiento.
Aislamiento, monstruo hambriento.

Cabalgo palabras salvajes,
deshago el equipaje;
haces que todas las piezas encajen.

El humo de tus besos espesos
corriendo por mi garganta.
Me amamanta la planta santa.

jueves, 12 de enero de 2012

Existo a la fuerza

Aquí estoy;
a este mundo me han arrojado,
sin explicarme quién soy,
sin decirme por qué estoy encadenado.

Yo no lo elegí,
maldigo el día en el que nací.
Pero no puedo dar la vuelta,
existo a la fuerza.

Es triste ser triste
y andar tristemente este camino;
saber que no viniste,
que me dejas solo contra el destino.

No sé ni que no sé nada.
Quisiera poder dejar la espada,
quitarme la chaqueta del dolor;
de mi jardín, te llevaste hasta la última flor.

Te busco,
tu ausencia agrava mi insuficiencia.
Sueno brusco,
pero necesito que amenices mi existencia.

domingo, 8 de enero de 2012

Montañas inalcanzables

Mi guitarra solo llora,
ya no tararea la bella melodía aquella.
Ando más cerca de perder la pasión
que de perderme en ella.

Y entonces me muero.
Nado y vuelo como puedo
por este fondo negro
despojado de sus estrellas de fuego.

Recorro mi camino esperando
que la angustia no se me cruce.
Tú eres la pieza que falta en este puzzle.

Tus pechos son montañas inalcanzables,
tus ojos son pájaros por el cielo,
tus besos son sueños irrealizables.

lunes, 2 de enero de 2012

Desierto

Desierto.
Estoy desierto,
no hay nadie en mí.

Desierto.
Arena amarilla en mi cabeza,
mis ojos, mi boca.

Desierto.
Me mantengo despierto,
aún no he muerto.

Desierto.
Luna que nadas en la nada del cielo,
aléjame del suelo.