lunes, 16 de enero de 2012

Mil versos

Yo te regalo mil versos:
escritos con fuego en la tierra,
como susurros por el aire dispersos.
Extensos pensamientos, cientos y tú.

Iluminas las sombras de mi aburrimiento,
con tu consentimiento
escribo con sentimiento.
Aislamiento, monstruo hambriento.

Cabalgo palabras salvajes,
deshago el equipaje;
haces que todas las piezas encajen.

El humo de tus besos espesos
corriendo por mi garganta.
Me amamanta la planta santa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario