miércoles, 29 de febrero de 2012

Cuerpos

El mundo va tan rápido
que tengo miedo.
Jesucristo fue crucificado
y yo sigo creyendo que no puedo ser salvado.
Tenemos que olvidar lo que somos
para aprender lo que seremos,
saber que solo hay estrellas en el cielo
y piedras en el suelo.

Y aunque estemos solos,
nos tenemos a nosotros.
Tú y yo, pérdidos entre millones de abrazos.
Llévame a páramos alejados de la realidad,
a mares llenos de felicidad.
Déjame nadar por tu cuerpo y pasar contigo las tardes.
Lléname de poesía, de sabiduría,
la ignorancia es el refugio de los cobardes.

lunes, 20 de febrero de 2012

Cuchillos en mi espalda, besos a mis espaldas

Maldita seas tú
y todos tus besos al aire lanzados.
Maldito sea el viento
que no me los trae, ni los besos ni los abrazos.

Maldito sea el día de hoy
y todos los que ya pasaron.
Maldita la soledad
que sufrimos los fracasados.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Hoy

Hoy estoy rodeado de presión,
inmerso en la depresión.
Yo solo en mi cuerpo, en mi prisión.
Hoy las estrellas no brillan.
Estoy naufragando en un mar de expectativas
sabiendo que nunca alcanzaré la orilla.

Hoy en mi cabeza solo hay pensamientos negros
como charcos de alquitrán.
Dime, ¿cuándo se irán?
Hoy mi sombra es más grande que mi alma.
Cientos de demonios me dicen que los siga,
me veo colgando de una viga.

sábado, 11 de febrero de 2012

Casado con el fracaso

Estoy cansado... cansado de la vida,
cansado de nunca besar tus labios.
Casado con el fracaso,
cansado del cansancio.

Dura ya años la tormenta de mi alma,
¿cuándo me traerás la calma?

Miradas airadas me muerden,
sonrisas sin prisas me lloran.
Grita a los días de nuestras vidas
para que no corran.

Dura ya años la tormenta de mi alma,
¿cuándo me traerás la calma?

Atrapado entre cientos de cristales,
¿cuándo saldré de aquí?
Desengañado del tiempo y las mentiras,
no volveré a amar a nadie, pero a ti...

Dura ya años la tormenta de mi alma,
nunca me traerás la calma.

miércoles, 8 de febrero de 2012

El amor es tan absurdo

El amor es tan absurdo...
y de mí siempre se olvida.
Es tan absurdo...
pero viví con el corazón en carne viva.

Y te quería,
quería tantas cosas...
El fracaso es lo único
que se agolpa en mi estantería.

El amor es tan inútil...
Cada día que no te veía era como un misil,
¿comprendes mi símil sutil?

No sé cómo ha sido;
voy a todas partes dolorido,
descosido y descolorido.

martes, 7 de febrero de 2012

Soy yo contra mí mismo

Lo que espero...
la puta muerte.
Lo que hay...
una cama vacía y ensangrentada.

Lo que quiero ser...
el poeta que se cobija en tu corazón.
Lo que soy...
nuestra incompleta unión.

Pero tengo que seguir.
Seguir fuerte,
seguir empujando de mí mismo.

Si lucho lo consigo,
la rendición es el peor castigo:
yo soy mi único enemigo.