viernes, 7 de junio de 2013

Hogar, dulce hogar

Bajó las persianas-párpados,
entró por la puerta-boca
y se tumbó, plácidamente,
en el sofá-lengua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario